Inicio Actualidad Tras la Navidad, comenzarán las obras del nuevo Mercado de Abastos

Tras la Navidad, comenzarán las obras del nuevo Mercado de Abastos

Un proyecto adjudicado a la empresa MAJOIN S.L con una inversión de 3.081.104,65 euros

Tras las fechas navideñas, darán comienzo las obras de remodelación del nuevo Mercado de Abastos, así lo explica Rosa Chamizo, concejala de Urbanismo, quien destaca que se trata de “un proyecto necesario y esperado que marcará un antes y un después en el centro comercial abierto ya que aportará frescura, modernidad y atraerá nuevos flujos de negocio y comercio a la zona”.

Unas obras que tienen un plazo de ejecución de 10 meses y que se ha adjudicado, a la empresa Construcciones Chamizo S.L. Cuenta con una inversión de 3.081.104,65 euros de los cuales 1.926.300 euros son subvencionados por la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, DUSI, enmarcado dentro del programa de mejora de infraestructuras en el ámbito de promoción del tejido comercial y el resto aportado por el Ayuntamiento.

Recordar que el proyecto es fruto de un concurso de ideas, que ganaron los arquitectos Ángel Hernández y José María Sendarrubias, que se han encargado de su redacción. Este proyecto, con el nombre #NosVemosEnLaPlaza supone una transformación total del edificio, que se abre al exterior para integrarse en el lugar en el que está ubicado. Actualmente este edificio data de 1972 y se distribuye en dos plantas, una baja donde se ubica el comercio y la primera planta destinado a cultura. Presenta una fachada muy opaca y estanca con una distribución de puestos en la planta baja que se recorren de forma circular, tras las obras, señala Chamizo, el concepto de la reforma es totalmente renovado, apostando por un aire de modernidad, atracción y permeabilidad al edificio y a la calle, en definitiva, añade, “un nuevo concepto de mercado para Villanueva de la Serena en el que se configure como una plaza de abastos y un mercado de ocio y restauración”.

Tres son los ejes fundamentales que componen el proyecto. El primero de ellos, la disposición de los puestos perimetrales que darán a la calle. Se distribuirán un total de 19 puestos en la planta de abajo y 8 en la planta de arriba en la que se combinarán locales con puestos de restauración. Los mostradores de atención estarán dando a la calle, de forma que el cliente pueda relacionarse directamente con ellos, permitiendo una sensación de plaza abierta, directa y cercana. El segundo eje, es la implantación de un lucernario cenital en el centro que lleve la luz natural, a casi cualquier rincón del edificio. Por último, los frentes de las fachadas serán grandes cristaleras que permitirán una visual directa entre la calle y la plaza con el objetivo, subraya Chamizo, “de conseguir que la calle entre dentro del mercado y de que el mercado, salga a la calle”.

Por otro lado, para comunicar la planta baja y la primera, se ubicarán unas grandes escaleras mecánicas además se contará también, con dos escaleras secundarias y un ascensor accesible justo a la entrada. La planta primera, reconvierte los dos espacios que dan a las fachadas principales en zonas de restauración con terrazas, con vistas a la calle y su interior estará abierto al gran espacio central iluminado por el lucernario central.

En definitiva, subraya Chamizo, una actuación más para conseguir “una ciudad moderna, accesible y pionera en tecnología” algo, añade, “que el equipo de Gobierno lleva trabajando de manera constante, fruto de ello, son las obras finalizadas el pasado año, de la reforma de las calles López de Ayala, Gabriel y Galán y Espronceda o la actuación que se llevará a cabo en 2023 con la modernización y ejecución de las obras de la calle Ramón y Cajal y el entorno de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción.


- Te recomendamos -