Inicio Actualidad Sombrero femenino “Cloché”

Sombrero femenino “Cloché”

La Primera Guerra Mundial trajo consigo profundos cambios en la sociedad de la época. Al finalizar el conflicto muchas fortunas se extinguieron y aparecieron nuevos ricos gracias a la industria y las actividades comerciales. El desarrollo económico era imparable, las fábricas demandaban trabajadores y la incorporación al mundo laboral de la mujer era una necesidad, ya que los hombres escaseaban. Por ello las mujeres disfrutaban de una libertad que les había sido denegada hasta entonces y a la que no deseaban renunciar. Estas transformaciones se reflejan en el modo de vestir y en las normas morales, que se vuelven menos rígidas. En este contexto, la mujer reivindica su presencia en ámbitos en los que no era bien vista, como la vida social y los deportes.

LEER MÁS:  20 pequeños se divierten en los talleres infantiles de la Universidad Popular

El sombrero cloché (sombrero de campana) nace como un símbolo de la nueva mujer más activa e independiente que acababa de surgir. Se trata de un sombrero femenino de copa hemiesférica, cuerpo cilíndrico y ala mínima, un complemento original que fusionó las formas femeninas y masculinas. Algunos atribuyen su origen a la sombrerera francesa Caroline Reboux en 1908.

Pero lo que realmente definía a este tocado era la manera de colocarlo. Se llevaba muy encajado en la cabeza, de forma que sólo podía utilizarse con el pelo corto. Al ser tan hundido, apenas se podían ver los ojos de su portadora, por ello, ésta debía levantar el mentón y mirar hacia abajo, remarcando así el orgullo de esa nueva mujer que, por primera vez en la historia, se cortó el cabello y mostró las piernas. El uso de este característico sombrero se mantuvo durante toda la década de 1920 y a partir de 1930 el cloché perdió la hegemonía casi absoluta de la que había gozado para pasar definitivamente de moda en 1933-1934.

LEER MÁS:  María José Lozano López de Haro, ganadora del coche de la campaña de Navidad “Comparte ilusión”

La Pieza del Mes de marzo es un sombrero femenino cloché elaborado en organdil blanco. Tiene cuerpo cilíndrico, pespunte en hilo morado, copa hemiesférica y ala mínima que alterna el mismo pespunte con tramos de la misma tela plisada. Su borde trasero está adornado con cinta, también de organdil, en forma de lazada. Fue donado en 2001 por la familia Cordova Ducasse, a quien este Ayuntamiento expresa su agradecimiento.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorSesión formativa sobre Chat GPT en el Parque Empresarial de Don Benito
Artículo siguienteDía Internacional de la Mujer: Villanueva de la Serena sale a la calle para celebrar el 8M
Toda la actualidad de Don Benito y Villanueva de la Serena.